Para acceder a estas funcionalidades es necesario estar registrado.

Menú

Comité de inversiones

Dominion: Una gran oportunidad de inversión

2023-01-25 06:10:00
news

Mikel Barandiaran, CEO de Global Dominion y Patricia Berjón, Directora de Desarrollo Corporativo de Dominion, profundizan en el negocio de la compañía tras un viaje por su historia para dar a conocer las oportunidades que Dominion puede ofrecer a los inversores.

Global Dominion es una compañía global de Servicios y Proyectos integrales que nace en 1999. Su principal objetivo es dar soluciones integrales que maximicen la eficiencia de los procesos de negocio mediante un enfoque diferente con la aplicación innovadora de tecnología.

“En aquella época estábamos en pleno ‘boom tecnológico’, llegaba el euro, el efecto 2000… y las empresas tecnológicas empezaron a cobrar mayor importancia”, recuerda Mikel Barandiaran, CEO de Global Dominion.

Dominion se implantó en este sector viendo la tecnología, no como un fin en sí mismo, si no, como una herramienta para la mejora de procesos. A partir de ese momento, comenzó su incursión en otros sectores como el industrial-cuando se puso en boga la Industria 4.0- o el sector de la energía. Así, Global Dominion cuenta actualmente con presencia en los sectores de telecomunicaciones, industrial y energético, “Dominion se define como una compañía que aplica tecnología para la mejora de los procesos de negocio.”

En palabras de Mikel Barandiaran, Dominion es una compañía con una cultura muy fuerte basada en las 4 Ds: En primer lugar, la digitalización, que consiste en aplicar tecnología a los procesos de negocio; en segundo lugar, la diversificación, no solo en actividades y servicios, sino también en clientes y en geografías, con presencia en 35 países diferentes; la descentralización, una forma organizativa especial, la concepción de empresario, es decir, gestores que tienen la capacidad global de gestión sobre su cuenta de resultados; y la última, la disciplina financiera, cuyo objetivo es hacer crecer la rentabilidad y el flujo de efectivo de forma sostenida.

En resumen, Dominion es a día de hoy una compañía consolidada, con estructura en numerosos países y muy amigable a la hora de integrar nuevas empresas o proyectos. Asimismo, Dominion siempre ha tenido una clara focalización en M&A, con una concepción de “porta-aviones” para maximizar el potencial de los proyectos que adquiere, que se ha visto frenada en los últimos tiempos por el comportamiento bursátil del mercado.

“El objetivo principal de Dominion es llegar a ser una compañía mucho más resiliente y recurrente”, cuenta Barandiaran, “en este sentido, en 2023 presentaremos un nuevo Plan estratégico tras dar por cumplido el actual Plan Estratégico hasta 2023, fundamentalmente porque tenemos una parte muy importante de la cuenta que es recurrente y, además, en la parte de Proyectos tenemos más de 600 millones de euros de cartera que estamos ejecutando actualmente.”

Estructura de capital de Dominion

Dominion proviene de INSSEC (Instituto Sectorial de Promoción y Gestión de Empresas), un grupo al calor de la automoción que en 1990 creó algunas empresas como Dominion, CIE Automotive… Las empresas del grupo fueron creciendo hasta encontrarse con la crisis de 2008, “cuando todos tuvimos que enfrentarnos a una crisis de deuda”, explica el CEO de Dominion y cuenta que, por aquel entonces, el grupo estaba muy desequilibrado, “había compañías con muchas dificultades y otras, como CIE, que se encontraban muy sólidas y estables.”

En aquel momento, el Grupo realizó una ‘fusión inversa’ y CIE absorbió la cabecera, por tanto, Dominion pasó a depender de CIE, lo que ayudó a superar la crisis y a seguir creciendo, “tanto es así que en 2016 pudimos cotizar de manera independiente.”

Después de la salida de Dominion a bolsa, CIE realizó un Split, un reparto de dividendo en acciones, de forma que los accionistas de Dominion y los de CIE quedaron más o menos replicados y tomaron independencia.

Como estructura societaria, el núcleo de Dominion es muy común con el de CIE, “el principal accionista es Acek, propietarios de Gestamp, que tiene en torno a un 15%; yo tengo casi un 6%; Antonio María Pradera Jaúregui, la familia Egaña y Corporación Alba (March) tienen más de un 5% cada uno; Indumentaria Pueri posee más de 7%; el fondo noruego Nordex tiene un 3%; y Mahindra también casi un 4%. Y tenemos un free float de aproximadamente un 50%.”

Asimismo, respecto a la evolución de su valor bursátil, Patricia Berjón, Directora de Desarrollo Corporativo de Dominion, explica cómo la compañía fue capaz de remontar las caídas que trajo consigo la crisis provocada por la pandemia del Covid y asegura que la recuperación se dio gracias a varios factores, “el primero, el mensaje de resiliencia que dimos de lo que esperábamos para ese año, que luego se superaron. Y, por otro lado, el hecho de que Dominion venía de una caída en 2019 que no había estado ligada a los fundamentales de la compañía, si no, a dinámicas de mercado y a la salida forzada que tuvieron que hacer algunos fondos. Una circunstancia que se repite ahora mismo” y manda un mensaje esperanzador, “Dominion está volviendo a recuperar posiciones, aunque no hayamos recuperado aún los máximos de la compañía.”

Free Float y estado financiero de Dominion

El free float actual de la compañía se enmarca en el 50%, “nuestro modelo de gestión gusta mucho y tenemos inversores que están con nosotros desde el principio y no se mueven”, explica Mikel Barandiaran, “somos una compañía que reparte un tercio de beneficio como dividendo y que genera mucho flujo, al menos un 75% de nuestro EBITA. En 2021 generamos 55 millones de flujo libre y eso nos ha permitido repartir dividendo e ir recomprando acciones en el mercado.”

En cuanto a sus cifras financieras, Dominion cerró el 2021 en 65 millones de caja y con 112 de EBITDA. Las previsiones para el cierre de 2022 es superar los 120 de EBITDA con una fuerte generación de efectivo, “Queremos ganar mayor recurrencia y aprovechar la situación de mercado para crecer en la gestión de infraestructuras y conseguir así dos cosas: sortear la incertidumbre con mayor parte de nuestro EBITDA recurrente y ser una compañía con un balance muy sólido, lo que nos dará tranquilidad para poder seguir innovando y no tener miedo a cometer errores en el crecimiento.”

Además, Mikel Barandiaran no descarta seguir comprando acciones propias, “porque no hay nada mejor que pueda comprar en el mercado que mi propia empresa, sobre todo, por los precios a los que están los títulos y el valor real de negocio que tiene.”

Dominion: una oportunidad de inversión

Dominion es una empresa comprometida, con un equipo de gestión muy sólido y una amplia visión industrial. En el ámbito financiero, la compañía tiene un balance holgado, es prudente con la gestión de recursos y cumple con los resultados económicos, “lo que decimos, lo hacemos y cumplimos” y la evolución de sus cifras en mitad de una crisis como la actual, demuestra lo poco cíclica que es la compañía.

El futuro de esta tecnológica es prometedor, “el próximo plan estratégico que presentaremos este 2023 será igual de agresivo que el que tenemos ahora”, explica el CEO de Dominion y asevera “ya hemos demostrado que, en temporadas muy malas, no hemos destruido valor, si no que, lo hemos generado.”

Por su parte, Patricia Berjón asegura que invertir en Dominion es invertir en un proyecto “que va a seguir las tendencias de mercado y las oportunidades”, como con la creación de una nueva unidad llamada Dominion Environment, que define la sostenibilidad como la eficiencia a largo plazo, y que a través de sus actuaciones mejora la sostenibilidad de sus clientes.

Asimismo, el mundo renovable, es un mundo en el que Dominion tiene gran interés, “lo controlamos en 360º. Llevamos desde los puntos de concesión, financiación, construcción, mantenimiento y, próximamente, la generación eléctrica del parque en diferentes geografías”, detalla Mikel Barandiarán y asegura que desde la compañía están muy satisfechos en este ámbito en el que se encuentran actualmente en un “proceso inversor”.

*Fuente: Estrategias de Inversión